_

Generar una propuesta dialéctica crono-material sobre uno de los actos iconoclastas más paradigmáticos del siglo veinte requiere tener en cuenta algunas premisas:

  • ¿Cómo acercarse con reserva y a la vez alejarse de Piero Cannata y de su gesto?
  • ¿Cómo esquivar una justificación patológica del ‘ataque’? Podría, por ejemplo, el martillazo ser fruto, no tanto de un gesto parasitario para desviar la atención y el culto concentrados en David, sino en una especie de ‘arrebato pigmaliano’ generado por una tremenda admiración[2]?
  • ¿Cómo indagar sobre un acto vandálico más allá de la perspectiva de la sociología del arte y de la recepción artística para examinar el suceso desde otras disciplinas sin excluir las primeras?
  • ¿Cómo construir un relato escapando del paradigma de archivo como acumulación cronológica para generar formalizaciones multivocales que contengan las diferentes perspectivas (y voces) de lo sucedido, incluso las relacionadas con la materialidad de la propia obra?
  • Consultamos archivos y entrevistamos individuos como fuentes de documentación, pero cómo queda contenida la memoria en la materia? ¿Qué metodologías aplicar para movilizarla?
  • ¿Cómo renunciar al valor demostrativo o discursivo de exponer (elucidar, explicar) para desplegar unos valores mostrativos que sean crono-materialmente dialécticos y resultado de una investigación?

Las diferentes formalizaciones y outputs artísticos de las fases Crederrei, se fussi di sasso y Polvere che gira conformarán Martellata_14.09.91 pretenderán responder a estas cuestiones indagatorias iniciales.